La Generalitat cifra el seguimiento de la Vía Catalana en 1,6 millones de ciudadanos