Casado, desatado contra Sánchez: no falta ni un insulto