Las diferencias políticas dejan paso a la unidad para despedir a Carme Chacón