La agitada jornada que ha acabado con el ‘no’ de Puigdemont a convocar elecciones