Los candidatos gallegos aprovechan la jornada de reflexión para relajarse