Las calles de Barcelona, inundadas de gente por la unidad de España