La caja negra, clave en el accidente ferroviario de O Porriño