El banco suizo se hizo eco de la discreción de Bárcenas tras su imputación en la Gürtel