Las picaduras de las avispas asiáticas solo han sido mortales en personas alérgicas