Ocho condenados del 11-M seguirán en prisión al acabar el año