Sacan lo mejor de sí para ayudar a las personas que necesitaban refugiarse