La pareja de la mujer asesinada junto a su hija podría liderar la venta de droga en el sur de España