El Rey evita contestar una pregunta sobre la imputación de la infanta