Se aplica el artículo 155: ¿y ahora qué?