Villar pudo usar el tirón de ‘la Roja’ para llevarse comisiones y perpetuarse en el cargo