Los 12 acusados del procés apenas han saludado a Quim Torra