Los grupos parlamentarios pactan 200 millones para luchar contra la violencia machista