Santamaría, Cospedal y Sánchez, en el Dos de mayo más convulso