El abogado de la Infanta dice que los abucheos no la pondrán nerviosa