El Rey se rodea para abdicar de fotos con su hijo y la infanta Leonor y otra con su padre