Ábalos se vuelve a contradecir