El presunto yihadista detenido en Melilla fue soldado del Ejército español hasta 2008