Albiol se erige como la voz que plantará cara "a los que quieren romper la convivencia"