Violadores y asesinos empiezan a ser excarcelados tras el fin de la doctrina Parot