"Lo que es desproporcionado es que estén en la calle riéndose de los nuestros"