Urkullu no tiene ninguna deuda con ETA