El presidente del Tribunal Supremo advierte de que los desahucios han crecido un 134%