El Tribunal Supremo da el primer paso para asumir la causa contra el Govern