Aguirre no da por cerradas las responsabilidades políticas por la Púnica