División en Twitter tras la prohibición de matar en público al Toro de la Vega