El estado de Teresa Romero es de extrema gravedad