Tensión máxima entre guardias civiles e independentistas en Barcelona