La decisión del Supremo: Los afectados por la talidomida no serán indemnizados