Susana Díaz afronta su semana más complicada y decisiva