Díaz sigue sin postularse, mientras Sánchez y López coinciden en dar voz a la militancia