El Supremo confirma los 20 años de cárcel para el marfileño que mató a un policía al arrojarle a las vías del tren