Saenz de Santamaría cree que "los derechos no son ilimitados"