SCC reivindica "un país normal" sin instituciones al servicio del independentismo