Sociedades cercanas a Bankia evitaron el fracaso de la salida a Bolsa