Sergio Morate se declara inocente en el juzgado de Timisoara, en Rumanía