Santamaría ve una "solución imposible y ridícula" la presidencia simbólica para Puigdemont