Sánchez y Díaz se atacan por su gestión mientra López reclama mirar al futuro