Bretón cree una "aberración" que se diga que quemó a sus hijos