Rubalcaba defiende que el Rey tenga un estatus similar al de cargos públicos