Rovira califica de “intento de coacción” que el Supremo pida investigarla