Rosa Díez seguirá, a pesar de la crisis abierta en UPyD