Rato, convencido de la rectitud de su actuación