El PP, insatisfecho con la solución del caso Barberá