Rita Barberá: “No soy una persona corrupta”