El Rey recibe la llave de la ciudad Rabat